Egipto

Egipto
Viaja a Egipto con nosotros !! Inciático y Científico para todo público, con conferencias incluidas

jueves, 19 de enero de 2012

OBJETOS EGIPCIOS

Muchos de los objetos que podemos encontrar en los museos no son adornos ni meros "talismanes" como suelen catalogarlos los arqueólogos sin conocimiento metafísico ni criterio científico. Tampoco las pirámides fueron tumbas, aunque algunos intentaron ser "ocupas", como Keops (Jufu) que durante veinte años hizo algunas pocas reformas en la Gran Pirámide, por lo que fue odiado por su pueblo, hasta tal punto que apenas queda de él un poco de leyenda y una estatuilla de menos de ocho centímetros en el museo de El Cairo. La Gran Pirámide era considerada Templo de Isis mucho antes que los faraónes reinaran.
Las pirámides eran aparatos magníficos, con muy diversas utilidaded, que hoy utilizamos para tratar enfermedades reumáticas, esclarosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, ataxia, infecciones bacterianas, conseguir mayor vitalidad, solucionar trastornos del sueño, equilibrar el sistema endocrino y reforzar el sistema inmunológico, entre otras variadas utilidades terapéuticas, agrícolas, apícolas y veterinarias.
Para saber más sobre las pirámides actuales, prácticamente el único fruto cosechado hasta ahora de tan vasta herencia científica antigua, visite esta página. PIRAMICASA


________________________________
Para no hacer demasiado largas las páginas, visite las otras entradas, desde las pestañas superiores.
________________________________ 
Los atributos faráonicos conocidos como "cayado y flagelo", (el cayado se llama Heka, que significa "magia")

con un extremo curvo y el "flagelo" (se llama Nejej ) que contenía cascabeles. 

Pero en realidad éstos eran instrumentos radiestésicos, o sea varillas de rabdomante,o varas de zahorí para encontrar agua, minerales, etc. Por eso el faraón era el "Señor de las aguas, las tierras y los minerales".  A modo de los mejores geobiólogos modernos, el Faraón tenía el conocimiento (y por lo tanto el poder) para encontrar las mejores aguas, los minerales y podía determinar los mejores terrenos para cada cultivo, para pastoreo de los rebaños o para las edificaciones.
En el caso de esta imagen, Anubis es una representación personal (de cualquier entidad superior), dispuesto a entregar al faraón una serie de conocimientos. 
 No obstante, ha de observarse que el baston mayor o Uas (o Was), jamás es entregado a ningún faraón. Sólo lo tienen los dioses. Imaginemos que un grupo de hombres altamente tecnificados se relacionan con aborígenes sin tecnología. Seguramente les dejarían aquellos objetos que les fueran útiles, pero no les entregarían ametralladoras u otras armas, ni instrumentos estratégicos que pudieran resultar peligrosos. Cuando vemos la película "Stargate" nos encontramos con una versión novelada de lo que los antropólogos y arqueólogos heterodoxos venimos diciendo desde hace mucho tiempo. Aunque en la novela se presenta a estos dioses como esclavistas, contra los cuales hay que luchar, lo cierto es que fueron extremadamente benévolos con un pueblo al que sacaron de la vida salvaje, les educaron en la agricultura, la ingeniería, la arquitectura, la biología y todas las disciplinas que pudieron asimilar. Les enseñaron la metafísica pura y científica, les dejaron pirámides y templos, muchos de los cuales tenían funciones que excedían lo que podía comprender un pueblo recién sacado de la vida nómade, cazadora y recolectora.
Les enseñaron las cosas más importantes para la supervivencia, la geometría sagrada, la astronomía y todo cuanto pudieron absorber.
Por eso es a veces difícil a los intelectos carentes de conocimiento metafísico, comprender la naturaleza de esos dioses, así como las alegorías que representaron con sus imágenes, tanto ellos mismos como la civilización heredera directa.
Otro problema para interpretar la naturaleza de los objetos de museo (tanto del museo egipcio como de otras culturas muy antiguas), es que algunos de ellos han sido burdamente replicados por las culturas depositarias, sin conseguir reproducirlos enteramente, tal como unos aborígenes macuxíes habían reproducido con maderas las escopetas de los primeros exploradores de Roraima y el jefe le atribuía poderes mágicos.Así vemos en el museo egipcio unas réplicas de los Uas, tallados en madera y algunos en piedra, que lógicamente no tienen los dispositivos tecnológicos que tenían los was que usaban los "dioses".
La parte superior, con cabeza de un extraño animal, que puede parecerse remotamente a una gacela o en algunos a un chacal, debió contener algún tipo de bobina eléctrica. Es posible que funcionara como la vara Tesla (ocultada por los poderes actuales) que puede extraer energía eléctrica del campo magnético telúrico.
 También existe un diseño de ingeniería patentado, en el que el bastón es hueco y totalmente abobinado su interior, y corre por él una especie de émbolo, del mismo modo que lo hacen algunas linternas modernas que no necesitan pilas. La linterna sin pilas también se inventó hace más de un siglo, pero los intereses de mercado impidieron hasta hace unos pocos años su difusión comercial. Es un dínamo en si misma y podemos ver que -extrapolando la idea al was- los "dioses" disponían entonces de conocimientos científicos y tecnológicos que parecen anacrónicos a las cerradas mentalidades académicas actuales. Estos dioses y sus aparatos "mágicos" están claramente dibujados en muchos sitios como en Abydos, grabados en frisos como el de la cripta de Déndera. En los pasillos vemos gran cantidad de personajes portando en procesión diversos bastones con muy variados accesorios que deberían revisar los ingenieros y tecnólogos, sin las elucubraciones absurdas y pseudomísticas que suelen hacer los arqueólogos faltos de criterio interdisciplinario.
A diferencia de la linterna sin pilas, a la que basta menear un poco para tener varios minutos de luz, el bastón diseñado en base a la tecnología Tesla aprovecha tanto el movimiento como la diferencia de potencial electromagnético entre la atmósfera (medio Gauss) y la tierra (un Gauss). Para ello se golpea enterrando la punta en el suelo, con lo que tenemos dos fuentes de electricidad, una dinámica y otra geoelectromagnética. Con el was, seguramente los "dioses" podían producir descargas eléctricas dirigidas o por contacto, suficientes para impresionar y hasta doblegar a cualquier persona.
La combinación de Ank (Ankh o Anj) con Heka, nos da una clave tecnológica y esotérica a la vez, ya que el Ank tiene un sentido más profundo  y complejo como veremos más abajo; pero el caso es esta guarda o friso nos habla de unos seres muy vitales (representados en el Ank), con brazos que portan los wuas. Esto nos indica que quienes hicieron estos frisos (o a quienes conocieron los constructores) tenían dos atributos: la vitalidad y el poder.

En el museo de El Cairo, los guías suelen explicar que este aparato de la foto es un sonajero para entretenimiento de los prícipes, juguetes del futuro faraón.
Burradas como esa, se escuchan decenas cada día por parte de los guías, muchos de ellos con licenciaturas en arqueología. Este objeto tiene un mango como para una mano bien adulta, además de que ningún padre dejaría a un bebé un objeto con partes cortantes, con alambres con puntas... Este "sonajero" llamado también "sistro", ciertamente lo es pero no para ser usado por un niño, ni siquiera por cualquier adulto, sino por un zahorí, alguien con conocimientos de radiestesia, con las mismas funciones de rabdomancia que el heka o el nejej.
Otros muchos aparatos similares se han hallado y hay cientos de ellos en los museos, pero al parecer están incompletos y no se conoce su utilidad. Incluso algunos "espejos" resultan ser imposibles como tales, ya que su convexidad es tal que no daría ni con un bruñido perfecto, una imagen ni remotamente aceptable de un rostro.

Por otra parte, es curioso que se afirme contundentemente que los egipcios no tenían espejos, cuando se han hallado trozos de espejos de procedencia claramente predinástica en Ihnasya el Medina, también conocida como Ihnasiya Umm el-Kimaz, que significa en árabe “Madre de los Cristales”, y originariamente era llamada (en nombre egipcio) Nennesu o Hutnennesus, que significa “Casa de los herederos reales”, en referencia a los primeros ahijados de los “dioses”. En el templo de Herishef, supuestamente construido por  Ramsés II, se hallaron trozos de espejos de cristal de natrón y plata, muy parecidos a los actuales, a unos dos metros y medio de profundidad, en un depósito derrumbado. Mucha gente se apresuró a ocultar todo el tema, así como lo hicieron con más de doscientos “resonadores” hallados en Saqqara.
Lo de resonadores, es una teoría, pero con más viso de realidad que el pretendido uso como florero, lámpara y otras utilidades que además de dudosas no explican el método de fabricación, casi imposible para un artesano común, ya que se trata de diorita. Algunos proponen que es de esquisto, que sería algo más blando y -supuestamente- más fácil de trabajar, pero ello no es así, puesto que labrar los finos bordes del objeto en esquisto, con la fragilidad de éste, hace de la tarea algo más difícil. Lástima que el museo no certifica la verdadera composición.
Por mi parte, habiendo visto muchos objetos y esculturas de esquito y de diorita, me inclino a creer que es diorita. El cristal y los brillos no me permitieron ver mejor este "disco del principe Sabu", descubierto por Brian Walter Emery, en Sakkara, en 1936. Según las teorías de algunos ingenieros, estos objetos formarían parte de un sistema de resonadores que irían colocados en la Gran Galería de la Gran Pirámide de Gizhe, pues hay algunos huecos en ciertos puntos (también en otras pirámides) que coinciden con el eje de madera que se colocó en el museo. Habiendo presenciado algunos interesantes fenómenos en la llamada Cámara del Rey, cuando se juntan grupos místicos haciendo mamtrams, creo posible una relación entre este aparato y el tema del sonido. No voy a exponer aquí lo ocurrido en una de las varias ocasiones que tuve de estar en esa cámara, así como en una situación similar en una cámara de la supuesta pirámide de Snefru (la roja). pero es un tema para analizar con más recursos, con aparatos y algunos sensores El riesgo es que le pase a uno, como a Rudolf Gantembrink, que no le dejan volver a Egipto por meter un robotito en uno de los huecos "de ventilación".
Alguien con cierta autoridad política, arqueólogo egipcio, me confesó en privado, con el nerviosismo propio de quien ya no aguanta el secretismo impuesto, que hay cientos de estos discos en un depósito reservado, hallados casi todos en Saqqara y algunos en Meidum. Un guía me confirmó el tema, al comentarme que había visto y contado algo más de doscientos de estos aparatos en Saqqara, pero que no sabe dónde los llevaron.

Para no hacer demasiado largas las páginas, visite las otras entradas, desde los enlaces de la derecha.
 ¿Todavía duermes en una cama obsoleta?. Descubre cómo aprovechamos de verdad la herencia científica de los antiguos constructores de pirámides.

La pirámide es el mejor remedio para la gripe, tanto como curativo porque fortalece el sistema inmunitario sin intoxicación medicamentosa, así como por su potente efecto bacteriostático. Las pirámides tienen efecto físico, de modo que no existen los riesgos de los antibióticos. En vez de dañar al sistema inmunitario, lo refuerza sin efectos colaterales. Las pirámides funcionan y no son un mito. El efecto piramidal es una interacción con el campo magnético terrestre. Nimporta si es la gripe aviar, la gripe porcina, la H1N1, cualquiera sea el virus. La pirámide no permite la reproducción de bacterias infecciosas porque inhibe la putrefacción. Sin bacterias infecciosas, los virus no pueden alimentarse porque no hay lisado y dispersión génica.



BLOG EN PERMANENTE ACTUALIZACIÓN -  - Visite las pestañas de páginas independientes en la parte superior y guarde en Favoritos .- Gracias


lunes, 16 de enero de 2012

DIOSES EGIPCIOS 01

Viaje a Egipto con Gabriel Silva - Viaje Iniciático y Científico apto para todo público.  Estaremos en Giseh para celebrar una vez más. Aún quedan plazas. VER MÁS...

En este blog hallarás UTILIDAD PRÁCTICA al conocimiento de los antiguos dioses, aunque tendrás que estudiar un poco más profundamente que la mera cuestión histórica. No se trata de "creen en los dioses", sino de comprender su naturaleza y comprobar resultados prácticos metódicamente.
Los antiguos dioses no tenían -por lo general- las características, el sentido, la utilidad y otros atributos que modernamente se les achaca. La psicoantropología es asignatura pendiente y prácticamente desconocida para los antropólogos modernos. Gran parte de ello se debe a que la mentalidad científica brilla por su ausencia en estas ciencias que aunque no son "exactas", podrían aproximarse mucho a la exactitud si fuesen interdisciplinarias.
Mientras cambian las corrientes académicas y los teóricos siguen interpretando a los dioses como "objetos de culto y adoración", miles de personas usamos ya el conocimiento legado por los antiguos "dioses" constructores de Pirámides, tanto en lo físico como en lo metafísico. Pulsa la imagen para informarte.
 _________________________________
Para no hacer demasiado largas las páginas, visite las otras entradas, desde las pestañas superiores.
_________________________________

En este blog se explica sobre los dioses antiguos (no tan muertos como muchos creen), con un criterio objetivo, científico, pero también metafísico y espiritual en cuanto corresponde. Para empezar, hay que aclarar que los dioses de la mayoría de los pueblos antiguos eran "espíritus", propiamente, es decir conceptos, atributos en si mismos o fuerzas naturales que el humano desea adquirir y/o manejar, no meros personajes antropomóficos, aunque se les representara con tótems.
La palabra "tótem" proviene del Ojibwa, lenguaje nativo de América del Norte, y se refiere a una estatua donde se establecen conocimientos ancestrales, mágicos, médicos, ritualísticos, etc., así como caracteres espirituales. En algunos casos, donde los nativos tenían mayores conocimientos (heredados o aprendidos por ellos mismos), los utilizaban para marcar características especiales de los terrenos, de los lugares; es decir, para marcar "lugares de poder" de la tierra, que era donde podían entrar más fácilmente en estados elevados de conciencia. Al mismo tiempo, la energía telúrica estimula en esos sitios la fuerza, la potencia de los dioses o espíritus representados en el tótem. El mismo sentido del tótem lo tienen muchas estatuas de dioses en todas las culturas, pero todas ellas, bien diferentes de las religiones modernas, especialmente diferentes de la religión católica, que adora a un dios lejano, separado de los hombres, con una confusión de hijo predilecto crucificado que resulta ser él mismo. La diferencias fundamentales entre los dioses antiguos y los modernos, se verifican en los resultados. Mientras los dioses antiguos hacían a los hombres libres, aguerridos, valientes, nobles, aspirantes a la divinidad, los dioses modernos les hacen débiles, sumisos, esclavos, confundidos... Los dioses antiguos se VIVENCIAN, nunca pidieron adoración ni exclusividad, aunque -por ejemplo- Akenatón recuperase la comprensión del Dios Absoluto, que está más allá de las individualidades, pero que jamás combatió a los dioses, sino que los incluye en su universo.
Cuando conocemos la enseñanza templaria, así como la Geometría Sagrada y todo lo que hoy llamamos "geobiología", nos damos cuenta que los científicos modernos (hablando de los mejores geobiólogos) se van acercando a la recuperación de la enseñanza espiritual ancestral que las religiones modernas han ido combatiendo y la humanidad olvidando.


Por eso veremos los dioses antiguos de uno en uno, basados en el Conocimiento Sagrado, con la mentalidad de quienes los "adoraron", no bajo la interpretación antropológica moderna, porque ésta se encuentra como un robot que quisiera comprender la Vida, cuando no puede tener ni un dolor de tripas.
Algunos dioses son ALEGÓRICOS, es decir que representan un cuerpo de conocimientos, fenómenos (casi siempre naturales y habituales) o conceptos. Muchos de ellos -especialmente los egipcios- se encuentran directamente relacionados con la Tabla Máxima Hiperbórea, es decir, la Tabla de Thot o Tabla de Hermes, de la que deriva el Taroth.
Otros son dioses ESPIRITUALES, o sea que representan atributos de la psicología superior y un tercer tipo son los dioses PERSONALES, es decir que representan personas o entidades de un orden superior.
En algunas de las primeras entradas del blog veremos sólo los dioses egipcios, que por ser parte de mi especialidad en psicoantropología, aparte de corresponder a la cultura más amplia enconocimientos metafísicos, seguramente será la lista más larga y completamente explicada.

AKER (Dios ALEGÓRICO) 




Más que un dios, significaba para los egipcios antiguos el conjunto de fuerzas naturales, especialmente las invisibles. manifestadas como Ley de Polaridad, en el Principio Propiamente Dicho, de la Tabla de Hermes. Representa esa Ley Hermética, así como el aspecto material del mundo.

El conjunto completo de Principios y Leyes Herméticas está ampliamente explicado en La Biblia III o Testamento de Todos los Tiempos.

AMENHOTEP -hijo de Hapu- (Dios PERSONAL)

Nació aproximadamente en el 1450 a. de C. en Atribi, hijo de Hapu que era sacerdote, arquitecto y escriba, posiblemente miembro de lo que hoy llamamos la "Hermandad de las Pirámides". Amenhotep nunca habría permitido su "deificación" por parte de los Ptolomeo, cerca de un milenio después. Sus obras fueron muchas, como la construcción del Templo Fúnebre de su tocayo, Amenhotep III y sus Colosos de Memnon. También se encargó de reorientar y restaurar parte de los Templos de Karnak, Luxor, Soleb, Mut, Jonsu y Philae (que no de su construcción, ya que sus constructores originales fueron los mismos que hicieron las pirámides, 14.500 años atrás). Sin embargo, Amenhotep construyó también otros templos como el de Malkata y algunas capillas de las cuales no queda casi nada, porque evidentemente no se usaron los mismos materiales ni las mismas técnicas que en los Templos Antiguos. Aunque no disponía de los recursos tecnológicos de los "dioses fundadores", es decir de los Antiguos Constructores, sin duda fue un hombre extraordinario que supo muy bien vivir en coherencia con el conocimiento primordial heredado por los egipcios, supo aplicarlo en el Estado y enseñarlo, creando una casta de sacerdotes depurada. La actual "Hermandad de las Pirámides", así como las Órdenes Templarias, no le consideran un dios, pero le reconocen sus méritos.

AMMYT (Dios ALEGÓRICO)

A veces se le llama "Amamet". Figurado como una bestia con cabeza de cocodrilo, torso de león y parte posterior de hipopótamo, representa la propia conciencia del muerto durante el Juicio de Osiris, a la vez que el conjunto de energías astrales que disgregan o disuelven el Ka, cuando no posee suficiente se ubica debajo de la pureza y energía "vraja". Ammyt se ubica bajo balanza de Dyehuty a la espera del veredicto. Es el "devorador de los muertos", es decir del Ka (el cuerpo astral), el cual es representado en el "Ib"o sea el corazón del difunto. En la alegoría del Juicio de Osiris, este corazón se pesaba para compararlo con una pluma. Si pesaba más que la pluma, el Ka era devorado por Ammyt y no se podía reencarnar con él. El Ba (el Alma) quedaba en el Duat o inframundo (el plano astral) en espera de una nueva vida y el Lah (el Espíritu), prisionero en el Ba. Si el corazón pesaba menos que la pluma, el difunto podría volver con su mismo Ka o cuerpo astral sin tener que padecer en el inframundo.

AMÓN (Dios ALEGÓRICO Y PERSONAL) Nombre egipcio antiguo: Imn, Imen o Amen




Originalmente es Imen se trata de una alegoría de la potencia alquímica del aire y del viento, aunque en ciertos textos puede interpretarse como un conjunto mayor de fuerzas invisibles. Casi siempre se presenta con un Ank (anj) o Llave de la Vida y con el Uas (cetro o vara de poder, sin duda de tipo tecnológico). Esto indica que en algún momento se interpretó a Amón no sólo como una potencia o concepto, sino también relacionado a una entidad, a una personalidad trascendente. Durante la IVª Dinastía se comenzó a relacionar con Ra, pero la palabra Amón-Ra (Imn-Ra) no describía realmente a un individuo, sino a una conjunción de potencias y sus efectos. En algunos poemas gráficos (cuando aparece con la piel azul) puede interpretarse como el poder en sí mismo. Recodemos que AMOR, INTELIGENCIA y PODER son las tres manifestaciones fundamentales del Universo, provenientes respectivamente de SER, CONCIENCIA y VOLUNTAD. Por lo tanto Amón-Ra es una relación entre Inteligencia (Conciencia) y Poder (Voluntad).





Amenet (Diosa ALEGÓRICA Y PERSONAL) Amonet en griego.


Se representa como serpiente, a veces como mujer con cabeza de serpiente, o con la corona roja del Bajo Egipto. En algunos grabados (aunque no está claro que sea la misma), se representa como mujer con cabeza de rana. En la dádivas de los dioses suele confundirse con Hator.
Las "dádivas de los dioses" son las representaciones de hechos más abundantes en todo Egipto. Lo que nos cuentan son principalmente las enseñanzas, objetos tecnológicos y otros regalos de los dioses a los hombres.




AMSET (Dios ALEGÓRICO) También se le llama "Mesta".

Horus tuvo cuatro hijos, según la leyenda "oficial": Amset, Hapi, Duamutef y Kebehsenuf. En realidad se trata de cuatro aspectos o potencias de la conciencia, no de entidades. Amset se representa con cabeza humana en los canopos (vasos canóbicos) y se relaciona con el Sur, guardando el hígado e intestinos del difunto. Hapi (Hapy) con cabeza de mono papión, guardaba los pulmones y miraba al norte. Kebehsenuf, con cabeza de halcón, miraba al Oeste y guardaba los demás órganos del abdomen, excepto el estómago, que se colocaba en Duamutef, con cabeza de chacal y mirando al Este.
A su vez, los vasos canópicos (o canóbicos) estaban protegidos por otras deidades alegóricas: Isis, Neftis, Selkis y Neit.
El sentido metafísico original, degradado con el tiempo y especialmente durante la XVIIIª Dinastía, era ayudar al Ka en la recuperación de energía del cuerpo físico para volver a encarnar, siempre que hubiera aprobado favorablemente en el Juicio de Osiris.

ANDYETY (Dios PERSONAL) También llamado Anezti, Andjety o Anedjti y más tarde Busiris.
 
Es posible que Andyety fuese uno de los verdaderos constructores de las pirámides, cerca del 12.500 A. de C. y fuese deificado posteriormente, por los sacerdotes herederos del Conocimiento Sagrado, relacionándolo luego con Osiris, por ser una viva encarnación de los arquetipos osiríacos. Osiris -como se verá luego- es un dios alegórico y personal. Pues la parte estrictamente personal de este dios, es Andyety. Esta es una honesta teoría, no una afirmación categórica, pero se encuentra bien sustentada en la historia hermética, ya que fue Andyety el cosiderado como custodio de la Tabula Máxima o Tabla Hermética, incluso durante la IVª Dinastía, que si bien no fue la constructora de las pirámides, se encargó de refacciones y adecuaciones en algunas épocas.
Adyety fue conocido y venerado incluso hasta el inicio de la época ptolemaica, pues se guardaba su memoria como custorio o tutelar de los Nomos (especies de municipios en que se dividía el cuidado de los canales de irrigación en el Delta del Nilo, así como de los puertos y otras administraciones locales, especialmente agrícolas en todo Egipto). En el tema de los nomos hallamos interesantes similitudes en palabras propias de la toponimia política, organización y otros aspectos, con los vikingos, como si tuviesen un ancestro común influyente en ambas culturas. Sin embargo, la deificación y su asociación con Osiris fue borrando o distorsionando muchos datos de este interesante personaje que debió vivir hace más de doce milenios.

ANUBIS (Dios ALEGÓRICO y PERSONAL) También llamado Inpu, Ienpu, imaut o Imeut en egipcio.






Anubis es el nombre griego. Se trata, como dios personal, de una entidad astral que al parecer en algún momento cumplió algunas funciones específicas en la época predinástica. Su nombre predinástico es compuesto: Ienpu ma ut y significa "el que ve dentro de tí". Su aspecto alegórico es la representación de cualquier entidad astral o todas ellas, que con el devenir post-mortem, si no se ha logrado el proceso alquímico de transmutación (pureza emocional y acumulación de vraja) llevan al difunto a abandonar el astral sucio y débil (y dejar que Ammyt lo devore).
Sin embargo aparece Anubis en infinidad de grabados, estatuas y dibujos, en diferentes situaciones, no sólo en el Juicio de Osiris, por lo que hay que comprender cada situación en particular según el contexto general, posición y objetos que porta. En el caso de la imagen que hemos elegido, lleva los atributos faraónicos más comunes, llamados "cayado y flagelo", (el cayado con un extremo curvo y el "flagelo" que contenía cascabeles) pero en realidad éstos eran instrumentos radiestésicos, o sea varillas de zahorí para encontrar agua, minerales, etc. Por eso el faraón era el "Señor de las aguas, las tierras y los minerales".  A modo de los mejores geobiólogos modernos, el Faraón tenía el conocimiento (y por lo tanto el poder) para encontrar las mejores aguas, los minerales y podía determinar los mejores terrenos para cada cultivo o para las edificaciones.
El cayado mayor ( Uas ) lleva en este caso la cabeza de chacal y el Ankh. Sobre el Uas, como otros objetos egipcios, hablamos en otra entrada del blog.

 ¿Todavía duermes en una cama obsoleta?. Descubre cómo aprovechamos de verdad la herencia científica de los antiguos Constructores de Pirámides.

_________________________________
Para no hacer demasiado largas las páginas, visite las otras entradas desde las pestañas superiores.
_________________________________ 


No existe el "agua milagrosa", pero sí una "agua consciente", producto de investigación científica y aplicaciones maravillosas. Infórmese en esta web: